Curry de rape

Ingredientes para 4 personas:

  • 500 g de rape limpio
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 2 limas
  • 400 ml de leche de coco
  • 200 g de arroz basmati

Para la salsa:

  • 2 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • Un trozo de 5 cm de jengibre fresco
  • 2 chiles verdes frescos
  • 10 tomates maduros
  • C/S de Aceite de cacahuete
  • 1 puñadito de curry
  • 3 semillas de cardamomo
  • 2 cucharaditas de
  • Semillas de mostaza
  • 1 cucharadita de semillas de comino
  • 1 cucharadita de semillas de fenogreco
  • ½ cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de sirope de tamarindo

*Compro todas estas especias en la tienda Pakistani de la calle Manuel Candela. La tienda se llama Taj Mahal

¡Empezamos!

Cortar el rape en trozos grandes y disponer en un bol junto con la cúrcuma, la ralladura de limón, el zumo y una pizca de sal marina. Reposar en la nevera durante al menos 1 hora.

Añadir el arroz a una sartén con 100 ml de leche de coco y 300 ml de agua con sal, cocinar de acuerdo con las instrucciones del paquete.

Mientras tanto, pelar y cortar finamente la cebolla y el ajo, y pelar y picar finamente el jengibre. Cortar los chiles y cortar también los tomates pero mantenerlos separados.

Calentar una cazuela grande a fuego medio-alto y añadir un chorrito de aceite de cacahuete (o oliva suave), la cebolla, el jengibre, el ajo, los chiles y las hojas de curry. Cocinar de 5 a 10 minutos, o hasta que la cebolla se ablande y se dore.

Romper las vainas de cardamomo en un mortero, luego mezclar en la sartén junto con las semillas de mostaza, el comino, fenogreco y cúrcuma. Freír durante 1 minuto.

Mezclar los tomates picados (no triturado, se hace un concassé de tomate), el sirope de tamarindo, el resto de la leche de coco y 100 ml de agua, a fuego lento durante 10 minutos, o hasta que los tomates empiecen a romperse y la salsa reduzca.

Añadir el rape a la salsa y cocinar a fuego lento hasta que el pescado esté bien cocido y opaco. Retirar las vainas de cardamomo, y servir con el arroz a un lado.

En l’Atmosphère, no echamos el rape en la salsa porque corres el riesgo que a lo largo del servicio, el pescado terminé haciéndose papilla dentro de la marmita. Yo, personalmente, para todos los pescados “en salsa”, aconsejo servir el pescado por una parte terminado al horno y la salsa por encima muy caliente. ¡pero que no me lean los tailandeses, pakistanís y hindús!

Habilidades

Publicado el

7 mayo, 2019

Pin It on Pinterest